martes, 22 de abril de 2008

Convertidores de formatos

Si un determinado vídeo no se puede ver en el ordenador, es probable que no tenga el formato adecuado; afortunadamente, hay programas y servicios web para convertirlo

Las conversiones están de moda. No las religiosas, sino las de archivos de diferentes formatos. Los formatos de los archivos son como el calibre de la munición. Un fusil no puede disparar una bala si no es del calibre adecuado. Del mismo modo, los usuarios de PC se encuentran con que no pueden ver un vídeo descargado de la Red porque el formato es desconocido.
La música y los documentos no presentan grandes problemas, pero con el vídeo el usuario se enfrenta a una torre de Babel de formatos incompatibles. Además, los teléfonos móviles y los reproductores MP3 con vídeo complican aún más la situación. Cada uno exige un formato propio de vídeo, y no siempre hay un convertidor.

Por si fuera poco, la Web está llena de archivos de vídeo como los que se encuentran en YouTube. También hay miles de 'vcasts', los equivalentes en vídeo de un 'podcast', que son mini programas de televisión que se descargan desde una página web o 'vblog', para verlos en cualquier momento en el PC o en un dispositivo móvil.

En busca de la llave inglesa

Lo ideal es disponer de la 'llave inglesa informática', un programa en el PC que sea capaz de reproducir cualquier tipo de formato. Además de Windows Media Player, una buena elección es VLC, un programa gratuito que en general podrá con cualquier tipo de vídeo.

Pero también hace falta disponer de los 'codecs' adecuados. Un 'codec' permite codificar y descodificar un archivo (de ahí su nombre) o en otras palabras, reproducirlo y convertirlo. Hay tantos 'codecs' como formatos de vídeo y audio. Una buena solución es instalar un paquete que reúna la mayor cantidad de ellos, como K-Lite o Nimo.
Pero esto no es suficiente. Aunque el vídeo se pueda ver en el PC, ¿cómo pasarlo al teléfono móvil, por ejemplo? Hace falta un convertidor. En la Red se pueden encontrar multitud de programas capaces de convertir prácticamente cualquier tipo archivo de un formato a otro. Algunos tienen un único propósito, como CD-DA X-Tractor, un programa gratuito de código abierto que permite convertir la música de un CD a archivos MP3.

Otros sirven para convertir todo tipo de archivos de vídeo, como los programas de Xilisoft o ImTOO, ambos de pago, que además permiten extraer las películas de un DVD y convertirlas al formato iPod o PSP.
http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/software/2007/01/01/158332.php

No hay comentarios: